LRASF

Liga de Recíprocos Auxilios entre el Seminario y los Fieles

nuestra misión

El siervo De Dios Excmo. Sr. Obispo D. J. de Jesús López y González, Fundador.

Es muy importante tener la memoria de las personas, palabras y acciones que han hecho historia colaborando en lo que ahora es el Seminario Diocesano. Casi la mitad de los años que suma el Seminario Diocesano se ha ido construyendo con la oración, sacrificios y estímulo económico de la Liga de Recíprocos Auxilios entre el Seminario y los Fieles.

Propósito

Esta Institución nace para que los fieles no pierdan de vista que un elemento esencial de la Diócesis es el Seminario, que todos los fieles son responsables de las vocaciones y que sin la oración no se verán beneficiados de la presencia y obra mediadora del Sacerdote. También tiene como objeto hacer tomar conciencia al Seminarista de que su acción por el pueblo de Dios comienza desde el tiempo de su estancia en el Seminario y que está comprometido a responder con su oración y formación cuidadosamente realizada, a las personas que lo ayudan en su educación sacerdotal.

Patrona de la Liga de Recíprocos Auxilios

Desde su misma fundación el Sr. López quiso poner a la Liga bajo el Patrocinio de la Santísima Virgen en su advocación de la Medalla Milagrosa.

Como razones que el Señor Obispo pudo haber tenido para ponerla como Patrona de la Obra pudieron ser las siguientes:

El Sr. López era sumamente devoto de la Virgen, casi todas las obras de devoción que escribió están destinadas a fomentar la devoción de los fieles a la Santísima Virgen y al Sagrado Corazón de Jesús: Plegaria del Quincenario, Novena de las Jornadas, Devocionario a las Santísima Virgen de Guadalupe, Novenario a la Medalla Milagrosa, Novenario al Sagrado Corazón de Jesús, etc.

Sus sermones y homilías sobre a Santísima Virgen están llenos de unción y de fervor Mariano. Podemos decir sin temor a equivocarnos, que el Señor López era un enamorado de la Santísima Virgen.

Otra razón pudo haber sido el que por ese mismo tiempo en el que se fundaba la Liga, fue consagrada la Acción Católica Italiana, especialmente los grupos femeninos juveniles, a la Santísima Virgen de la Medallita Milagrosa.

La última razón que creo haber tenido el Sr. López para poner a la Liga bajo el Patrocinio de la Virgen Milagrosa fue que el 27 de noviembre de 1930 se celebró en el mundo el primer centenario de las apariciones de la Santísima Virgen a Catalina Labouré. El Señor Obispo López dirigió una Exhortación pastoral a sus Diocesanos como preparación para celebrar este acontecimiento. 

Oración de la asociación

¡Oh Dios!, te damos gracias por todas y cada una de las vocaciones que se han germinado en nuestra Diócesis. 

Señor Jesús, te damos gracias por atender las súplicas que la Liga de Recíprocos Auxilios entre el Seminario y los Fieles, día con día eleva incansablemente en favor de las vocaciones, que tú llamaste, llamas y llamarás. 

Espíritu Santo, asiste en cada momento a cada una de las socias y socios que conforman este apostolado, para que su oración y trabajo se vea reflejado en santos sacerdotes según el corazón de Dios y el estilo de Jesús. 

Oh dulce Madre de la Medalla Milagrosa, acoge en tus manos tiernas, a cada una de las personas que entregan su vida en este apostolado para que ninguna de sus necesidades quede sin respuesta, sus problemas sin resolver, y sus peticiones sin atención. 

Amén. 

 ¡Oh! María concebida sin pecado original, Ruega por nosotros que recurrimos a ti.

Nuestro Fundador

 

Excmo. Sr. Obispo D. José de Jesús López y González

Excmo. Sr. Obispo D. José de Jesús López y González

SIERVO De Dios

Una vez fundada la Liga y dados a conocer sus estatutos y toda su organización, el mismo Sr. Obispo personalmente se dio la tarea de propagar la Liga en toda la Diócesis, con tanto empeño y tan infatigablemente, que en un año recorrió toda la Diócesis, sin que dejara un rancho de pocos habitantes al que no le hablara del Seminario y de la devoción a la Santísima Virgen. Por efecto de esta labor del Excmo. Señor. Era difícil hallar una sola persona que no hubiera recibido la Medallita de manos de su Excelencia, pues él sentía especial satisfacción de imponerla a cuantos se la pedían. 

¿Cómo trabaja la LRASF?

  1. Quien gusta participar de este grupo, tiene la encomienda de orar un Padre nuestro, un Ave María y un Gloria, a diario por las vocaciones.

2. A quienes forman parte de la Liga se les impone la medalla de la Virgen María en su advocación a la Medallita Milagrosa ya sea el Seminario Diocesano de Aguascalientes o en su parroquia de pertenencia, según lo más apropiado. 

3. Tienen la encomienda de recorrer la imagen de la Medallita Milagrosa, en su comunidad según como se organicen, con el fin de despertar en la gente el fervor y el amor a la Virgen María y con el fin a su vez de promover la oración por las vocaciones y los sacerdotes. 

4. Quienes participan del grupo de la liga se reúnen mes con mes para meditar el material de apoyo asignado el día más cercano al 27 del mes, al igual aprovechar para hacer entrega de lo recaudado en las cajitas de la virgen y los días de oración.

5. De igual manera se encargan de recolectar el apoyo recibido por los bienhechores mensuales de su comunidad o colonia.